Existen muchos tipos de velas y se pueden utilizar con muchos objetivos:
solo alumbrar, crear ambientes de intimidad, de meditación, dar olor con las aromáticas…
Nosotros nos centraremos en su uso esotérico utilizándolas para invocaciones, peticiones, dar gracias, pedir ayuda para conseguir nuestros propósitos… y siempre como elemento básico de todos nuestros rituales. A partir de ahora entenderemos como “vela” el elemento de ritual esotérico.
Aunque nosotros nos basamos en las VELAS DE RITUAL para la interpretación, tenemos que saber que también hay:

VELAS DE ALTAR: velas más grandes o velones que siempre están en la parte trasera del altar, que representan a las deidades, seres, fuerzas de la naturaleza… y se encienden antes que el propio ritual.

VELAS DE OFRENDA: para hacer una ofrenda, una petición, dar gracias, pedir protección…

VELAS DE RITUAL: son las que se emplean para un propósito concreto dentro de un ritual.

VELAS ZODIACALES: en algunos rituales se suelen usar complementariamente al propósito del ritual como representación del oficiante del mismo y según su fecha de nacimiento. Se usará el color de vela propiado de cada signo del zodiaco:

ARIES: roja
TAURO: verde
GEMINIS: amarilla 
CANCER: blanca
LEO: naranja o dorada
VIRGO:  marrón
LIBRA: rosa
ESCORPIO: roja oscura o marrón
SAGITARIO: púrpura
CAPRICORNIO: negra
ACUARIO: azul o plateada
PISCIS: azul clara.
 

VELAS DE LOS ARCÁNGELES:
algunas personas les gusta invocar y representar al Arcángel más apropiado al ritual con una vela de su color:

MIGUEL: azul
JOFIEL: amarilla
CHAMUEL: rosa
GABRIEL: blanca
RAFAEL: verde
URIEL: naranja
ZADQUIEL: lila


VELA DEL ÁNGEL DE LA GUARDA: una vela blanca en la cual se graba la fecha de nacimiento del beneficiario del ritual y el nombre de su ángel de la guarda según su fecha de nacimiento. 
Descubre aquí cuál es tu Ángel de la guarda.

  

Antes de encender una vela para un propósito en concreto tenemos que 
¡seguir siempre estas recomendaciones!:


Definir claramente el ritual y propósito para el que las vamos a emplear.

Saber el tiempo de duración aproximado en circunstancias normales de su consumo.

Tener muy claro cómo y dónde vamos a hacerlo.

Buscar velas de calidad en tiendas esotéricas especializadas que nos trasmitan confianza.

Elegir las velas correctas para cada propósito o ritual, tener en cuenta el color, las fases de la luna, los días de la semana, los signos del zodiaco, los Arcángeles…

En rituales y trabajos de alta magia blanca, es preciso limpiar esotéricamente, ungir, personalizar y consagrar las velas correctamente para su finalidad. Sin ello una vela no servirá de nada, solo daría ambiente.

Encender la primera vela con una cerilla de madera y el resto con la llama de esta.

No use la misma vela para rituales o propósitos distintos.

Una vez encendida para un propósito, debe dejase consumir completamente, aunque sea en varias ocasiones para el mismo propósito.

Si tuviera que apagarla, decir la oración de la petición del ritual o propósito; igualmente tendrá que hacerlo cuando vuelva a encenderla en el mismo ritual.

Lo mejor es dejar que se apaguen solas.

Nunca apagar una vela soplando, usar un apagavelas, una cucharilla o un vasito boca abajo.

Darles siempre las gracias una vez hayan finalizado su trabajo.

Para preservar el medioambiente y no contaminar podemos deshacernos de los restos, junto con los del ritual si los hubiese, en un contenedor que esté en un cruce de calles o caminos y que esté a más de cinco minutos andando del sitio donde las apagamos.

Siempre, en cualquier tipo de preparación, hay que invocar la presencia de la deidad, ser, fuerzas de la naturaleza… en quien confiemos para el ritual para que nos asistan y ayuden. Concentrarnos en él y en el propósito que queremos lograr con la vela y decir alguna oración similar a esta:

Yo _______________ invoco a _________________ para que interceda con su gracia y poder en la (aquí podeis decir el tipo de preparación que sea, como limpieza, unción, grabación…) de esta vela y resulte eficaz para el fín al que se destina. Gracias, gracias, gracias.

La oración se puede hacer en voz alta o en voz baja y se puede hacer para limpieza, unción, grabación…
 

PREPARACIÓN DE LAS VELAS:

LIMPIEZA ESOTÉRICA

POLVO de als 7 PLANTAS para LIMPIEZA ESOTÉRICA

Cualquier vela antes de ser utilizada ( igual que todos los elementos del ritual, como minerales, botellitas, amuletos, incienso… ) se debe

limpiar o descargar de energías negativas y purificarla con humo del “polvo de plantas TOT”, POLVO de las 7 PLANTAS para LIMPIEZA ESOTÉRICA  o “sahumerio de TOT”  afín al propósito, quemado con carboncillos.
Decir la oración (de arriba) mientras se pasan siete veces por el humo, en círculo, en el sentido de las agujas del reloj.

GRABACIÓN y PERSONALIZACIÓN

La grabación y personalidad consiste en grabar en la vela el objetivo del propósito y/o el nombre de la persona a quien va dirigido el propósito del ritual.

También se puede grabar el nombre de nuestro Ángel de la guarda.

Se debe hacer con un objeto metálico tipo punzón o aguja y

decir la oración (de arriba) al empezar.


El sentido de la grabación debe ser el siguiente:

Para propósitos de atracción, protección, desarrollo personal y protección. Dar fuerza a una persona, mejorar trabajo, amor, protección, luz, suerte:
De arriba para abajo.

Para propósitos de desapego, descarga, rechazo, limpiezas, disminuir la negatividad, una persona bloqueada, contra el mal de ojo, la gente tóxica, la magia negra…:
De abajo para arriba.


UNCIÓN

Se deben ungir con aceite , “polvo de plantas TOT” o “polvo de propósito TOT” y unas gotas de “aceite alquímico TOT” u “Oleo Esencial”quedando así consagradas y preparadas para el ritual.

Decir la oración (de arriba) mientras se unge cada vela.

Hay corrientes que ungen las velas de arriba hacia abajo si es para propósitos de atracción y de abajo hacia arriba si es para propósitos de rechazo o eliminación.
Nosotros visualizamos el centro de la vela como su corazón y lo relacionamos con el nuestro, por tanto las unciones las haremos hacia el centro si es para atraer y del «corazón» hacia afuera para rechazar algo.  


Para ungir una vela lo haremos así:
En un cuenco pequeño mezclamos el aceite con el

cogeremos la vela o velón con la mano izquierda, nos untaremos las yemas de los dedos de la mano derecha y dependiendo del propósito del ritual las ungiremos.

Para propósitos de atracción, protección, desarrollo personal y protección. Dar fuerza a una persona, mejorar trabajo, amor, protección, luz, suerte:
desde arriba hasta el centro y desde abajo hacia el centro

Para propósitos de desapego, descarga, rechazo, limpiezas, disminuir la negatividad, una persona bloqueada, contra el mal de ojo, la gente tóxica, la magia negra…:
desde el centro hasta arriba y desde el centro hasta abajo

CONSAGRACIÓN

Consagrar quiere decir Hacer Sagrado, “destinar para…” darle una intención un propósito. La consagración es lo que “da vida” a una vela, pues es justo ahí donde impregnamos, a través de la energía, el propósito a trabajar. Es un proceso íntimo y personal a través del cual impregnamos energéticamente nuestra vela del propósito concreto que deseamos.

Toma tu vela entre tus manos y mentalmente consagra tu vela personalizando la misma oración tipo de arriba:
Yo _______________ invoco a _________________ para que interceda con su gracia y poder en la CONSAGRACIÓN de esta vela y resulte eficaz para el fín al que se destina. Gracias, gracias, gracias.
 
Ya están preparadas para su cometido.

Observando su comportamiento desde que las encendemos hasta que se apagan, incluidos los restos, podemos proceder a la interpretación.

Podeis ver el artículo:  
 


LAS PARTES DE LA VELA Y EL SER HUMANO.

CUERPO DE LA VELA
CERA
LLAMA
HUMO
SER HUMANO
CUERPO FÍSICO
MENTE
ESPÍRITU
Si te gusta compártenos con: